HÁBITOS PARA TENER UNA MENTE SANA Y DISFRUTAR DE LA VIDA.

DSC_0017-copy_900

Hoy en día parece que tenemos que vivir rápido, a toda velocidad, haciendo mil cosas a la vez y sin centrarnos en nada, sin concentrarnos, ni disfrutar de lo que estamos haciendo en ese momento…la casa, el trabajo, la familia, los amigos, aprender idiomas, mejorar el puesto de trabajo, las redes sociales, aprender repostería, etc.…. y todo estando estupendos/as y sin despeinarnos. Queremos abarcar tantas cosas que al final no nos centramos en nada, y sobre todo nos olvidamos de vivir y de cuidarnos. A veces se hace necesario parar de todo este bucle y analizar si lo que estamos haciendo nos hace felices o si podemos mejorar nuestro bienestar de alguna forma.

En el artículo de hoy proponemos una serie de hábitos sencillos que nos pueden ayudar a mejorar nuestro bienestar físico y mental. Te invitamos a que los pongas en práctica durante un mes y que transcurrido ese tiempo analices los resultados.

  1. HAZ UN INVENTARIO MENTAL. Tómate un tiempo para analizar qué cosas funcionan en tu vida y cuáles no. Puede ser un trabajo que no te motiva, una actitud que no te favorece, un pensamiento negativo…. Reconocerlo y analizarlo es el primer paso para pensar alternativas o formas de cambiarlo.
  2. MANTEN LA MENTE ACTIVA. Hay muchas formas de hacerlo, los libros, el cine, la música, el arte, viajar… No pierdas la curiosidad ni las ganas de seguir aprendiendo y descubriendo cosas.
  3. CUIDA TU CUERPO. Mente y cuerpo van unidos, es todo lo que tenemos y hay que cuidarlos. Lleva una alimentación adecuada, duerme bien y haz ejercicio. No es necesario que salgas a correr todos los días, o te apuntes a natación, un buen ejercicio puede ser caminar todos los días unos minutos a buen ritmo. Cada persona puede buscar lo que se adapta a sus gustos, su físico o sus necesidades.
  4. SÉ OPTIMISTA. Espera siempre lo mejor. Además de que numerosos estudios han concluido que esta actitud es buena desde un punto de vista práctico (las personas optimistas tienen mejor sistema inmunitario, reduce el riesgo de infarto cardiovascular y una mayor esperanza de vida, entre otras cosas). Nos ayuda a afrontar el estrés del día a día, a regular las emociones y sentirnos mejor con nosotros mismos. Mark Stevenson, fundador de la L.O.P.O (Liga de optimistas pragmáticos) dice que “no se trata de decir “todo va a salir bien” sino “puede ir mejor”. Pero hay que buscarlo”.
  5. CREAR VÍNCULOS CON LAS PERSONAS. Es fundamental tener una red de personas con las que relacionarnos y compartir la vida, ya sean familiares o amigos. Con algunas personas tenemos una relación más estrecha que con otras, pero en todos los casos hay que cuidarlas. Otro aspecto muy importante a tener en cuenta es que igual de beneficioso es rodearnos de buenas relaciones que perjudicial es mantener el vínculo con personas que no nos convienen. Deja en tu vida a aquellos que te suman, y aleja a los que te restan.
  6. SIMPLICIDAD. Disfruta de los pequeños (grandes) detalles de la vida. Una sonrisa, un gesto, alguien que visita otra ciudad, se acuerda de ti y te trae un recuerdo, una buena película, una canción, el atardecer, la naturaleza….hay tantas cosas que nos ofrece la vida, que en principio parecen simples y casi no les prestamos atención, pero que nos pueden llenar de bienestar. Busca lo esencial para dejar de necesitar cosas superfluas.
  7. MANTEN A RAYA TU AUTOEXIGENCIA Y LA EXIGENCIA CON LOS DEMÁS. Muchas veces somos nosotros mismos los que nos imponemos un castigo buscando la perfección sin pararnos a pensar que seguramente no exista. Otras veces exigimos a los de nuestro alrededor sin darnos cuenta. Entender que cada uno tiene su forma de pensar y de actuar (eso es lo que nos hace únicos y diferentes) y dejar de pretender que todo el mundo actúe como a nosotros nos gustaría nos puede ahorrar muchos sentimientos de decepción y malestar.
  8. TEN PROYECTOS. Aquí vale cualquier cosa que te guste, te apetezca, te motive…aprender a tocar un instrumento, a pintar, escribir, hacer un viaje, aprender un idioma, etc. Puedes pensar en eso que siempre has querido hacer pero que por falta de tiempo o pereza aun no lo has hecho…el mejor momento es ahora!
  9. REFLEXIONA, MEDITA. Para unos minutos, todos los días (al despertarte, al acostarte, después del trabajo…) vacía tu mente, para visualizar el día o simplemente para relajarte, escuchar y centrarte únicamente en tu respiración. Ayuda a disminuir pensamientos innecesarios que nos perjudican, reduce el estrés, nos ayuda a concentrarnos y en definitiva aumenta nuestro bienestar.

Además de estas recomendaciones algo fundamental que engloba a todas. Céntrate en cada tarea que estés haciendo, cada momento, si estás trabajando, haciendo deporte, viendo una película, con los amigos…no pienses en lo que vas a hacer después o mañana…cuando llegue ya lo pensarás….DISFRUTA Y TEN CONCIENCIA PLENA DE CADA INSTANTE!!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *